A continuación quiero decirte algunos de los mejores elogios para los niños para que puedas decírselo a tus hijos siempre que tengas la ocasión de hacerlo.

– ¡Bien hecho!

– Estoy muy contento/a de que estemos pasando el tiempo juntos hoy.

– Sabía que lo lograrías

– ¿Has visto? Todo tu esfuerzo a merecido la pena.

– Lo hiciste muy bien tú solo.

– Estás muy guapo/a.

– Eres un gran hermano/a.

– Eres un gran hijo/a.

– Eres un gran amigo/a.

– Soy tan feliz de que seas mi hijo.

– Cada vez lo estás haciendo mucho mejor.

Para elogiar correctamente a un niño debes recordar que vivimos en un mundo donde nos enseñaron a esperar de los demás, pero realmente debemos ser agradecidos con los otros empezando por nosotros mismos y por nuestros hijos. Por eso cuando tus hijos muestran honestidad, esfuerzo, perseverancia, bondad, honradez, respeto… también son momentos idóneos para felicitarles. Aunque a veces, el mero hecho de existir es suficiente para hacerles ver la felicidad que eso aporta.


Recuerda que tus palabras son una herramienta fundamental en su desarrollo emocional y social.